La UE comienza a legislar por el derecho a reparar

El pasado 25 de noviembre, el Parlamento Europeo aprobó una resolución para legislar un “derecho a reparar” que garantice a los ciudadanos de la Unión Europea una mayor protección a la hora de adquirir productos. Ahora, será la Comisión Europea la que tendrá que proponer una ley que se encaminará a combatir la obsolescencia programada.

Los eurodiputados piden con esta resolución a la Comisión que las reparaciones sean rentables, ya sea ampliando garantías, proporcionando garantías para las piezas reemplazadas o con un mejor acceso a la información sobre reparación y mantenimiento. Además, con esta iniciativa se pretende aumentar el apoyo a los mercados de segunda mano y reclamar medidas para eliminar las prácticas que promueven la obsolescencia programada.

Uno de los posibles métodos puede ser la creación de un etiquetado al estilo del “nutriscore” que, mediante una escala de colores, indique si un producto es más o menos reutilizable. Esta medida dejaría en evidencia principalmente a los fabricantes de móviles, tablets y ordenadores al ser uno de los productos con mayor obsolescencia.

Más información en este artículo de El Salto.